prepararse para una maratón

Prepararse para una Maratón

Normalmente los participantes de una maratón se preparan con muchos meses de antelación. Se preparan físicamente pero no químicamente. Por ello, hoy queremos hablar de cómo prepararse para una maratón en este aspecto.

Prepararse para una maratón químicamente

La preparación química es tan importante como la física.  Hay que adoptar una alimentación adecuada para tener los depósitos de glucógeno llenos y para conseguir que la glucosa no baje durante la carrera. De la misma forma hay que tener en cuenta los aminoácidos en sangre,  no deben bajar tampoco durante la carrera. Esto será clave en conseguir una buena marca y no desfallecer durante la carrera.

Los niveles de azúcar (glucosa) se consiguen mantener constantes con una ingesta de hidratos de carbono de absorción lenta los días anteriores a la carrera y durante hay que usar una ingesta de hidratos balanceados con proteína y grasas poliinsaturadas. Para ello usamos preparados que nos dan las dosis adecuadas.  Las recomendaciones dependen de cada persona. El aprendizaje de la dieta llamada dieta zona es el perfecto para regular la glucosa en sangre.

Los aminoácidos forman las proteínas corporales, tanto las estructurales como las que no forman parte de estructuras, hormonas,  neurotransmisores….. Los neurotransmisores son los responsables de la capacidad de percibir las sensaciones como el cansancio.  Mantener una cantidad adecuada de aminoácidos nos ayuda a mantener una percepción optimista por lo que aguantamos más tiempo en una situación estresante como es un ejercicio intenso y de resistencia.

Por otra parte es imprescindible tener la musculatura con una densidad óptima para conseguir una energía óptima.  Si los músculos que utilizamos en una maratón están perfectamente nutridos nos permiten aguantar mucho mejor, resistir mejor.

La preparación química es tan importante como el entreno físico. Es parecida en los distintos individuos pero hay dosis y nutrientes concretos que se han de individualizar.

Además de los aminoácidos necesarios,  hay que usar antioxidantes para reducir los radicales libres que se generan con el ejercicio.  También es necesario aumentar la energía que sintetiza la célula, lo que conseguimos con el NADPH. Hay otros nutrientes como el maqui por ejemplo que también nos ayudan eliminando la inflamación que hay cuando hacemos ejercicio. Para ello también usamos los omega 3 pero todos con las dosis correctas para cada persona.

Dejar un Comentario