Mezcla de Farmacos y Suplementos

Mezcla de Fármacos y Suplementos

La mezcla de fármacos y suplementos alimenticios puede ser peligrosa. Tomar vitaminas u otros complementos alimenticios junto con medicamentos puede ser peligroso según la FDA.

Actualmente tenemos programas con los cuales determinar el cruce de posibles efectos negativos según lo que queramos tomar y según nuestra genética. La peligrosidad viene determinada por:

  • El metabolismo del fármaco y del fitoterápico a utilizar.
  • la capacidad metabólica y de eliminación individual,  cosa que nos marca nuestra genética, que es totalmente individual.

Algunos complementos alimenticios pueden alterar la absorción del fármaco,  pueden incrementar o disminuir el efecto del medicamento.

Conocida e inadecuada mezcla de fármacos y suplementos

Un ejemplo conocido es la interferencia del hipérico o hierba de San Juan con los anticonceptivos.  Modifica la efectividad anticonceptiva. Otro ejemplo es la vitamina E y el ginkgo biloba pueden interferir en la coagulación, y, pueden modificar los efectos de la aspirina y de la warfarina, aumentando la probabilidad de hemorragias y derrames cerebrales.

Conocer la incompatibilidad de fármacos y suplementos

Existen programas informáticos que nos advierten de la posibilidad de incompatibilidad entre los distintos suplementos y los medicamentos que tome el paciente. Nosotros contamos con algunos de ellos en nuestras consultas.

El hecho de tomar un producto natural no significa que no tenga efectos negativos. Por supuesto, esto es algo que la población debe saber y debe concienciarse de ello. Los productos naturales tienen su propia actuación bioquímica y hay que conocerla. Estos deben ser recetados por profesionales expertos, médicos,  nutricionistas, enfermeras especializadas,  farmacéuticos especializados. No hay que dejarse llevar por la publicidad.

Así, natural no siempre significa que sea seguro. La seguridad la marca el correcto tratamiento para la disfunción y la dosis del suplemento. La dosis es importante, tanto para la seguridad y para la efectividad. Si tomamos omega 3 en dosis ínfimas, no sirve para nada, ni es efectivo ni interfiere con ningún fármaco, si las dosis son correctas es efectivo y puede tener interferencias, incluso modificar las dosis farmacológicas.

Dejar un Comentario