manchas en la piel de las manos

Manchas en la piel de las manos

Las manchas en la piel salen con el proceso del envejecimiento en los lugares de mayor exposición al sol. Y de entre todas ellas, queremos prestar atención hoy a las manchas en la piel de las manos.

El melasma

En este punto, hay que hablar del melasma. Es un tipo de pigmentación no bien limitada y que está asociada a desequilibrios hormonales. Puede aparecer a cualquier edad. El melasma no está asociado al envejecimiento y aparece en la cara. Es una pigmentación facial, raramente aparece en otras localizaciones.

Las manchas en la piel de las manos y en el escote son manchas distintas al melasma, suelen estar bien limitadas y sí están asociadas a la edad. También aparecen en la cara. Tienen características distintas y son más fáciles de tratar que un melasma. Sin embargo, pueden confundirse si no se conocen.

Tratamiento para las manchas en la piel de las manos

El tratamiento de las manchas que aparecen en las manos, las tratamos con luz pulsada, IPL. Si bien, se pueden tratar con otro láser especifico para pigmentación marrón.

Los láseres tratan las lesiones en función de la coloración de la lesión, por ello se escoge uno u otro según diagnóstico. En el caso de las manchas en las manos, que suelen ser de pigmentación marrón, las tratamos con el IPL con excelentes resultados.

Cuando las manchas tienen dos componentes de pigmento, o sea, coloración marrón y también rojiza, se complica el tratamiento, ya que se han de combinar otros tratamientos además de los láseres.

Las manchas en las manos envejecen mucho. A veces tratamos una casa, un escote y nos olvidamos de las manos. Hay que hacer un tratamiento global y eliminar las manchas asociadas al envejecimiento.

Con el tratamiento de manchas también estamos tratando la calidad de la piel. El IPL estimula el colágeno y mejora su textura, consiguiendo así unas manos sin manchas y con una piel mucho más joven.

Las manchas faciales son una demanda importante en las consultas de medicina estética. Sin embargo, de las manchas en las manos aún no hay tanta demanda, siendo que las manchas en general envejecen, tanto si su localización está en la cara, en el escote o en las manos.

Con dos, tres sesiones se consiguen buenos resultados. Después, con una sesión anual o cada dos años, mantenemos los resultados.

El tratamiento no es doloroso, escuece un poco después de hacerlo, pero con la cosmética adecuada para la regeneración cutánea se solucionan las costritas residuales en máximo una semana.

Dejar un Comentario