Intolerancias alimentarias. Disfunciones digestivas

Rate this post

intolerancias alimentarias. disfunciones digestivas

Intolerancias alimentarias. Disfunciones digestivas:

Muchas disfunciones digestivas, dispepsia o mala digestión, aerofagia o flatulencia, estreñimiento, diarrea, dolores abdominales sin justificación, etc, son debidas a diversas intolerancias alimentarias. Hasta hace unos años conocíamos las alergias alimentarias por sus síntomas característicos y por las pruebas de alergia que seguimos usando para el diagnóstico. Pero, ha aparecido un nuevo concepto, las intolerancias alimentarias.

Las intolerancias alimentarias tienen síntomas inespecíficos. Síntomas que pueden confundirse con patologías digestivas o que pueden generar diversas enfermedades si se persiste en la toma de esos alimentos.

Los alimentos que más frecuentemente nos dan problemas son los lácteos, derivados de vaca, no suelen dar problemas los derivados de cabra y oveja. También el gluten nos suele dar intolerancias. Hay que distinguir entre intolerancia y alergia. Por ejemplo con el gluten, si tenemos una alergia el paciente tiene lo que llamamos enfermedad celiaca, y si toma gluten puede acabar hospitalizado. En cambio, los pacientes con intolerancia al gluten, pueden tomarlo, pero en pequeñas cantidades, pero incluso así tendrán síntomas, digestiones pesadas, hinchazón abdominal, cefaleas en ocasiones, aumento de peso injustificado.

Los alimentos a los cuales somos intolerantes producen inflamación en la mucosa intestinal. Como consecuencia modificaciones en el sistema inmunológico. También producen un bloqueo linfático que se manifiesta en el resto del organismo, no sólo a nivel local.

Se ha hablado de que las intolerancias alimentarias son las responsables del aumento de peso. Hay una parte de verdad, en cuanto a que al producir un bloqueo linfático, el tejido adiposo no tiene una función normal, no tiene un buen intercambio intra y extracelular. Es un error pensar que sólo eliminando los alimentos que no toleramos, bajaremos de peso. En cambio  sí que su eliminación va a favorecer el mantenimiento del peso que se haya conseguido con la dieta correspondiente.

Análisis para intolerancias

Existen los análisis adecuados para saber a qué alimentos somos intolerantes. Deben ser análisis con muestras de sangre, porque hay que detectar los anticuerpos Ig. G que son los que se activan cuando el individuo toma ese alimento. No tienen validez otro tipo de análisis.

En ocasiones antes de hacer un análisis de este tipo hacemos una desintoxicación para conseguir un resultado limpio. También con la historia clínica del paciente conseguimos datos que podemos corroborar con este tipo de análisis. Se pueden estudiar 50 alimentos, hasta 300, incluyendo conservantes y colorantes.

El médico es el que debe definir qué análisis interesa más en cada caso.

Si deseas más información acerca de intolerancias alimentarias y disfunciones digestivas contacta con nosotros aquí

Dejar un Comentario