Carboxiterapia

Insuficiencia Venosa, Celulitis y Carboxiterapia

La carboxiterapia es uno de los tratamientos más efectivos para la insuficiencia venosa, para la mala circulación venosa de las extremidades inferiores.

Carboxiterapia y celulitis

La insuficiencia venosa es la causa inicial de la celulitis.  Es una patología muy inherente al sexo femenino,  ya que depende mucho de la hormonal. Hay casos en que los hombres también sufren de celulitis por presentar también mala circulación venosa, pero no es tan frecuente ya que hormonalmente son distintos.

La mala circulación inicia una retención hídrica en el tejido subcutáneo. Seguidamente se produce una alteración en la eliminación de deshechos del tejido y aparecen un tejido fibroso y nódulos celulíticos.

Para el tratamiento de una celulitis hay que buscar la causa, en este caso, la mala circulación.  Todos los tratamientos han de basarse en ese concepto, para que sean duraderos en el tiempo, para que no sea un tratamiento que funcione sólo en el momento que lo hacemos. La carboxiterapia es el tratamiento idóneo para el tratamiento de la insufiencia venosa. Mejora la circulación ya en la primera sesión gracias al efecto inmediato que producen en los vasos venosos más pequeños.

La carboxiterapia genera un aporte de anhidrido carbónico que provoca la llegada inmediata de oxígeno al lugar de aplicación. Esto se produce gracias a la vasodilatación generada. Así llega más oxígeno al tejido. También llegan más nutrientes y lo que se consigue es restablecer la bioquímica, el drenaje de ese tejido, consiguiendo así un tejido más joven y mejor preparado para eliminar el proceso degenerativo en el que había entrado. Así se mejora el aspecto de la piel de naranja.

Además en los casos que haya sintomatología de insuficiencia venosa rápidamente habrá una mejoría de ésta.

La solución de una celulitis siempre pasa por la resolución de su causa principal,  y ésta es una mala circulación.

El tratamiento de carboxiterapia es complementario a cualquier otro.  Mesoterapia, drenaje linfático, Lpg, electrolipólisis… Todos ellos para mejorar y curar el acumulo de grasa en las extremidades inferiores y para eliminar la piel de naranja.

Dejar un Comentario