hinchazon abdominal

Hinchazón Abdominal

Hoy os quiero hablar de la tan molesta hinchazón abdominal. Nuestro intestino produce diariamente medio kilo de gases intestinales, proceso natural de nuestra fisiología.  Un setenta por ciento de este gas es aire introducido por ingestión, el treinta  por ciento restante es producido por las reacciones químicas de los procesos digestivos y fermentativos que hacen las bacterias intestinales.

El contenido de esos gases es de nitrógeno, oxígeno,  metano y productos derivados del metabolismo bacteriano, indol, sulfuro de hidrógeno,  amoniaco.  Varía de un individuo a otro y en el mismo individuo, según circunstancias ambientales.

Factores a tener en cuenta en la hinchazón abdominal

Hay factores ambientales que generan cambios en el contenido normal de los gases: el

  • Estrés.
  • Sedentarismo.
  • Alimentos como los lácteos,  legumbres, alimentos grasos, bebidas gasificadas.

Los cambios de estos gases o el exceso producen la sintomatología,  hinchazón,  espasmos, borborigmos intestinales.

Hay plantas que favorecen la eliminación de estos gases. Los aceites esenciales de las plantas carminativas contrarrestan la putrefacción y la fermentación,  además de tonificar la pared intestinal y favorecer así la expulsión de los gases.

La barrera intestinal se ha de mantener intacta. Así evita el paso de moléculas no adecuadas para nuestro sistema,  ya que la consecuencia de un intestino permeable son enfermedades como el Chron, fatiga crónica, asma, migrañas, artritis y diversas enfermedades autoinmunes, incluso patologías dermatológicas

Se sabe que hay bacterias concretas que actúan en patologías concretas, como el L. Rhamnosus que parecen favorecer la formación de la placa arteriosclerótica. La microflora intestinal es básica en el tratamiento de enfermedades diversas, como las cardiovasculares.  No basta sólo con eliminar la grasa de la dieta. Hay bacterias que están implicadas en las alergias, alimentarias, rinitis, dermatitis.

Todos estos descubrimientos nos aportan un concepto de tratamiento global. En este no se trata sólo el síntoma sino que hay que reequilibrar el sistema para que haya una verdadera curación.

Dejar un Comentario