Envejecimiento y Sol

Envejecimiento y Sol

Rate this post

Envejecimiento y Sol son dos conceptos indisolubles.

¿Cómo actúa la luz solar en nuestro organismo?

La luz solar es una fuente de energía excelente para potenciar nuestra salud. Estimula determinadas hormonas como el cortisol que nos hace estar más activos y mejora nuestro sistema inmune. Este es responsable de nuestra capacidad para enfrentarnos a estímulos negativos, sean infecciosos o simplemente cambios en estructuras celulares que pueden llevar a la malignidad. El envejecimiento también se mide por la cantidad y la movilidad de algunas células del sistema inmunológico. También por los niveles hormonales.

Entonces podemos deducir que la luz solar es positiva para mejorar parámetros que tienen que ver con la senescencia, pero como todas las cosas hay que mantener un equilibrio entre la luz y la oscuridad, ya que hay hormonas como la melatonina que se sintetizan con la oscuridad. La melatonina es la responsable de que tengamos un sueño reparador.  Actualmente se usa como un inductor del sueño mucho más fisiológico que muchos fármacos.

Rayos ultravioletas o UV

Hay que distinguir la luz solar de los rayos ultravioletas que nos hacen daño, que nos lesionan nuestras células de la piel, que inflaman el tejido y que pueden desestructurar el ADN. Los rayos ultravioletas son los responsables de muchas lesiones que aparecen en la piel con el paso del tiempo y con una exposición prolongada a la luz solar.

El signo más frecuente de la exposición solar excesiva es una piel envejecida, poco elásticadelgada y con manchas. Es lo que llamamos una piel fotoenvejecida.

Ahora ves que envejecimiento y Sol van muy unidos y que broncearse demasiado es muy negativo, ¿no?

Tratamientos para el envejecimientoproducido por exceso de rayos UV y exposición solar

Los tratamientos para ese envejecimiento de la piel siguen la siguiente tónica:

  • Primero pasan por una disminución de la exposición al sol.
  • Seguidamente, por una correcta protección.
  • Por último, por tratamientos reparadores, como son los peelings químicos y la luz pulsada.

Los pacientes a veces rechazan los tratamientos reparadores porque creen que pueden lesionar más la piel. Está demostrado que los peelings químicos son preventivos en el cáncer de piel, y, que la luz pulsada mejora de tal manera la calidad cutánea que previene de cualquier lesión precancerosa.

Lo más conocido para la protección son las cremas protectoras. Debemos tener en cuenta contra qué tipo de rayos nos protegen, además de los ultravioletas, existen también los infrarrojos de los cuales la mayoría de cremas no tienen protección ninguna. Hay algunas marcas en el mercado que también protegen contra los infrarrojos A. Progresivamente irán apareciendo cremas que nos protejan contra los rayos nocivos, contra todos, no sólo contra los ultravioletas.

Por otro lado comentar que existen también protecciones internas, que se toman vía oral para evitar las lesiones en el ADN. El médico o el farmacéutico podrán aconsejar en cada caso.

Sea como sea, no debemos olvidar que envejecimiento y Sol van unidos y que hay que tener mucho cuidado con ello, sobre todo en los meses más calurosos.

Dejar un Comentario