Dietas hiperproteicas y cetosis

Rate this post

 

dietas hiperproteicas y cetosis

Dietas hiperproteicas y cetosis:

Hace más de treinta años el Profesor Blackburn y colegas hicieron los estudios con respecto a la cetosis en el cuerpo humano, dándose cuenta de la adaptación que se producía en el cuerpo y en especial en el cerebro.

La cetosis se produce en nuestro cuerpo cuando no ingerimos azucares suficientes para el metabolismo de nuestros tejidos. O sea el alimento principal es la proteína, eliminando casi por completo la ingesta de glucosa o, y fructosa. Cuando falta glucosa el cuerpo pone en marcha mecanismos que compensan ese déficit.  Las células tienen como principal fuente de energía la glucosa, y, si no hay, se pone en marcha la formación de cuerpos cetónicos a partir de los triglicéridos acumulados en el tejido adiposo. Los triglicéridos se rompen y forman ácidos grasos y glicerol. De esta forma se consiguen reducir los depósitos de tejido adiposo.

Este tipo de dieta está justificada en pacientes con obesidad. En estos casos hay un hiperinsulinismo que hay que corregir para evitar el síndrome metabólico. Esta patología es silente, pero a la larga produce patología cardiovascular y se cronifica.
Con estas dietas se preserva la masa magra, lo cual es fundamental para mantener el metabolismo y no reducir el gasto calórico.

La importancia del control de vitaminas y minerales

Sí que hay que controlar la perdida de vitaminas y minerales. En todas las dietas, incluso en el caso de una alimentación normal, hay que tener en cuenta la correcta ingesta de todos los nutrientes,  incluidas vitaminas y minerales.

En este tipo de dieta hay que determinar la necesidad mayor de sal, ya que puede haber una descompensación del sodio y el potasio, por lo que hay que saber detectar ese fallo.

Dietas hiperproteicas y cefaleas

Puede haber cefalea, pero solo los dos primeros días.  Desaparece al tercer día. Se puede ayudar para reducirlo con algún fármaco,  siempre que no tenga azúcar en su composición.

Puede haber cambios en el ciclo menstrual, que se corrigen cuando se normaliza la alimentación.

La normalización de la alimentación se hace progresivamente y los cambios de hábitos alimenticios son exactamente igual que con cualquier dieta de adelgazamiento.  Han de existir para evitar volver a aumentar el peso perdido. Los hábitos conseguidos con la dieta deben mantenerse en el tiempo. Si no es así la recuperación del peso es posible, ya que es muy difícil que el paciente haya cambiado metabólicamente.

 

Hay contraindicaciones, cardiovasculares, en insuficiencia hepática y en la renal.  En todas ellas la ingesta de proteínas debe estar limitada, por la propia enfermedad.

Si deseas más información acerca de dietas hiperproteicas en Granollers contacta con nosotros aquí

 

Dejar un Comentario