Deporte y complementos nutricionales

Deporte y Complementos Nutricionales

Rate this post

La nutrición es fundamental siempre para mantener la salud. Es nuestra gasolina. Dependiendo de la calidad de nuestra nutrición, así será nuestra salud. En el deporte hay que poner especial atención a nuestra alimentación. Pero, además, hay que complementarse con algunos nutrientes, como proteínas específicas, minerales…. Es imposible que sólo los alimentos nos aporten los nutrientes que se requieren en el deporte, incluso en el ejercicio moderado. Te enseñamos cómo funcionan deporte y complementos nutricionales en relación a nuestra salud.

Hace años trabajé en un gimnasio de Barcelona.  Era un club dónde iba gente con poder adquisitivo medio alto. Allí me di cuenta del error que cometía la mayoría de mis pacientes.  Hacían ejercicio cada día con moderada intensidad y luego pedían ensalada para comer. Eran mujeres cuidadas físicamente, con un cuerpo bonito y masa muscular adecuada a la edad. Sin embargo, tenían pieles que correspondían a mujeres diez o más años por encima de la edad biológica.  Tengo amistades que hacen lo mismo, mucho gimnasio, pero poca suplementación. Parecen mucho mayores, su musculatura está más o menos cuidada, pero sus pieles son flácidas, sus caras están descolgadas, la musculatura facial y la piel de sus caras son pieles delgadas, envejecidas.

Con el envejecimiento la piel pierde su consistencia, su tono, al perder colágeno y elastina. Son dos proteínas importantes en el mantenimiento de la calidad de la piel. Cuando se hace ejercicio y no nos complementamos, se acelera el proceso de destrucción en la piel. La demanda proteica la usamos para nuestros músculos, la proteína se usa para las exigencias musculares, ya que le obligamos a dirigirse hacia donde hay más demanda, y por tanto se acentúa el déficit allí donde no hay necesidad, la piel. Nuestro organismo funciona manteniendo prioridades. Cuando hay nutrientes insuficientes para las exigencias metabólicas, los que hay se usan para lo más necesario, para lo que hay más demanda, disminuyendo así el aporte algunos órganos,  como la piel.

Los minerales y el agua también son imprescindibles. Estos mantienen las reacciones químicas que se producen en la mitocondria de la célula,  el lugar dónde se genera la energía. Con agua de mar tratada obtenemos esa hidratación y los minerales correctos para tener mayor resistencia y recuperación,  ya que la mitocondria funciona mejor.

Hay estudios que demuestran que la privación de vitamina E, en mamíferos y aves, provoca una pérdida de masa muscular. Las deficiencias de vitamina E pueden provocar fragilidad muscular y debilidad.

Para mantenernos en forma, pero sin envejecer es necesario suplementarnos, si no, entramos en la dinámica contradictoria entre lo que exigimos a nuestro cuerpo haciendo ejercicio y la insuficiencia nutricional que genera el ejercicio sin suplementos. La creencia de que los alimentos nos proporcionan todos los nutrientes es una creencia, no es científico. La biológica y la bioquímica nos aportan los conocimientos para suplementarnos coherentemente. Para ello los profesionales en salud nutricional nos aconsejaran.

El mejor tratamiento es aquel que nos mantiene en equilibrio tanto físico como emocional. Deporte y complementos nutricionales serán necesarios para que nuestra nutrición sea perfecta.

Dejar un Comentario