bacterias intestinales

Bacterias Intestinales

El intestino es nuestro reservorio mayor de bacterias intestinales, hay millones de bacterias en su interior. Debemos protegerlas, ya que tienen funciones inmunológicas y protectoras de nuestro sistema de defensa y también de nuestro intestino.

Las dispepsias o transtornos digestivos suelen tener siempre asociado una disbacteriosis. La mayoría de problemas digestivos inespecíficos, en los cuales empezamos a hacer pruebas, gastroscopias, colonoscopias….. y no se encuentra nada, debemos pensar siempre en disbacteriosis, en desequilibrios de las cepas bacterianas. Hay análisis de heces que nos facilitan una información detallada de las cepas alteradas, disminuidas o aumentadas. Esto ocurre como consecuencia de procesos inflamatorios intestinales producidos por los alimentos.

Causas

Cada vez hay más productos químicos en los alimentos, más alteraciones en las moléculas naturales de los alimentos, más sustancias con las cuales nuestro intestino tiene que lidiar y se producen sustancias químicas que alteran la mucosa intestinal, produciendo inflamaciones o alteraciones en las reacciones químicas que se producen in situ (en la pared intestinal). Esto nos lleva a tener moléculas con las que las  bacterias intestinales interaccionan y se producen aumentos o déficits y posteriormente los síntomas.

Sintomatología

La sintomatología más frecuente en los casos de disbacteriosis son los gases, la llamada aerofagia. La corrección siempre pasa por analizar la alimentación y eliminar aquellos alimentos a los cuales somos intolerantes, la mayoría de las veces los lácteos y el gluten. Después debemos corregir los desequilibrios de las bacterias intestinales con las cepas que consideramos adecuadas.

Por otro lado determinadas infecciones de repetición suelen estar asociadas también a las disbacteriosis, aunque sean infecciones respiratorias. Las bacterias intestinales forman parte de nuestro sistema inmunológico y su estabilidad determina una inmunidad correcta. Hay determinadas cepas, la más conocida el lactobacillus casei, que están directamente relacionadas con la inmunidad. Otras cepas estan relacionadas con las alergias, como el lactobacillus rhamnosus.

Tratamiento y recomendaciones

Cualquier alteración inmunitaria debe tener en cuenta la estabilidad bacteriana en nuestro intestino.

Dicho esto, se entiende la importancia del equilibrio de nuestras bacterias intestinales y de la necesidad de protegerlas, por ello es imprescindible en cualquier tratamiento con antibióticos usar cepas para corregir la destrucción que producen los antibióticos de nuestra flora bacteriana y por tanto de nuestra inmunidad natural.

En nuestro país muy pocos médicos tienen en cuenta la complementación de flora bacteriana cuando recetan un antibiótico, por ello los pacientes que toman con frecuencia antibióticos son mucho más débiles inmunitariamente hablando. La supresión inmunitaria por los fármacos, los antibióticos, debe ser reparada.

Cada vez más nos encontramos con resistencias a los antibióticos, ello es debido a un mal uso y, si añadimos las consecuencias de las disbacteriosis podemos entender por qué muchas personas repiten continuamente el mismo tipo de infecciones.

Dejar un Comentario